CONOZCA A ANNA

Nacida en Michigan en el seno de una familia conservadora, crecí sabiendo que no existe sustituto para el trabajo duro. Mi madre me enseñó que el servicio comunitario es el alquiler que pagas a Dios por tu tiempo en la tierra. Luego de estudiar mucho y graduarme en la universidad de Northwestern. Me mudé a Quito, Ecuador a la edad de 21 años para empezar una Maestría en Literatura Hispanoamericana. Tres semanas después de mi llegada, conocí a un ecuatoriano encantador y me enamoré. Jóvenes y llenos de esperanzas, nos casamos en 1996. Ecuador fue nuestro hogar por los próximos 15 años.

Mientras vivimos en Ecuador, tuve tres hermosas hijas. Sophia, Gracie y Vivian. Necesitaba contribuir con las necesidades económicas de nuestra creciente familia, así que puse a trabajar mi pasión por la educación y me convertí en maestra. Enseñé matemáticas en la escuela secundaria, creé organizaciones sin fines de lucro que proporcionaban desarrollo profesional para maestros de escuelas públicas y fundé una organización sin fines de lucro para financiar y establecer bibliotecas públicas para niños. Mi esposo construyó una exitosa pequeña empresa de logística, y yo tenía toda la certeza de que viviría mi vida como una inmigrante y pasaría hasta mis últimos días en Ecuador.

Pero para 2009, con la economía mundial en crisis, el presidente de Ecuador creó una nueva constitución, tomó el control de la Corte Suprema de Justicia y sumió al Ecuador en un régimen socialista. Por primera vez, temía por la seguridad de mi familia. Como muchas generaciones antes que nosotros, mi esposo y yo encontramos refugio en Miami. A los 36 años, comencé mi vida de nuevo.

Lo primero que descubrí fue que no podía ser maestra en la Florida; los maestros no ganan lo suficiente para cubrir los costos de cuidado infantil que demandan tres niños pequeños. Así que me convertí en ama de casa y trabajé en proyectos especiales para el negocio de la familia. Poco a poco dedicaba más y más tiempo a ayudar en las escuelas de mis hijas y para el 2012, estaba profundamente involucrada en la Asociación de Padres y Maestros [PTA]. Me sorprendió descubrir cuanto influye la política en la educación en la Florida y redescubrí mi vocación de lucha por los niños y familias.

Me convertí en la Presidenta del PTSA de Miami Palmetto High School. Fue el trabajo más difícil que he tenido: 2800 estudiantes, 1500 familias, 190 maestros, 40 empleados que representaban a todos los grupos demográficos recibiendo una educación de la A a la Z en el cuarto distrito escolar público más grande del país. Mi trabajo era abogar por cada individuo en esa escuela y lo hice con gusto.

Cuando se presentó la oportunidad de postularme para concejal en la Ciudad de Pinecrest en 2016, supe que estaba más que lista para servir a mi comunidad. La política local me ha brindado inmensas alegrías, es una gran satisfacción el poder hacer sentir seguros a tus amigos y vecinos.

Pero el estado de la educación pública, los constantes ataques de la Legislatura, y la falta real de fondos y oportunidades me quitan el sueño. Sé que el único lugar donde puedo marcar una diferencia real en las vidas de los niños y las familias de Florida es Tallahassee. La vida nos sorprende a todos con las aventuras y oportunidades que se nos presentan. No esperaba empezar mi familia en Ecuador, y no me imaginaba convertirme en Vicealcalde de una pequeña ciudad en el Sur del Condado de Dade, cada experiencia me ha ensenado a superar los constantes retos que la vida pone en tu camino. Aprenderás más de lo que nunca imaginaste, conocerás a personas extraordinarias y, si eres lo suficientemente afortunada, crearás comunidad. Estoy ansiosa por entrar de lleno a trabajar para poner a las familias de la Florida en primer lugar en Tallahassee.

¡Si cree en poner el futuro de nuestros residentes por encima de todo lo demás, entonces espero que considere acompañarme en esta aventura! 2020, aquí vamos!

MUESTRA
TU APOYO

Ya sea donando $5 o $500, su apoyo es el motor de esta campaña. Por favor contribuya hoy.
Haga clic en una cantidad para empezar su donación. Si ha guardado su información de pago con ActBlue Express, su donación se realizará de inmediato.
Haga clic en una cantidad para empezar su donación. Si ha guardado su información de pago con ActBlue Express, su donación se realizará de inmediato.